Una mujer de 80 años fue arrestada por un robo en una tienda. Cuando ella fue ante el juez, él le preguntó: ¿Qué robó usted? Ella respondió: Una lata de duraznos. El juez le preguntó a ella él porque las había robado y ella respondió que tenía hambre. El juez entonces le preguntó cuantos duraznos habían en la lata. Ella respondió seis. El juez entonces dijo: "Le daré 6 días de cárcel". Antes de que el juez pudiera terminar de pronunciar el castigo, el marido de la mujer habló y le pidió al juez si él podía decir algo, el Juez preguntó: "¿De que se trata?" y el marido dijo: "Ella tambien robó una lata de arvejas".

Una mujer de 80 años fue arrestada por un robo en una tienda. Cuando ella fue ante el juez, él le preguntó: ¿Qué robó usted? Ella respondió: Una lata de duraznos. El juez le preguntó a ella él porque las había robado y ella respondió que tenía hambre.  El juez entonces le preguntó cuantos duraznos habían en la lata. Ella respondió seis. El juez entonces dijo: "Le daré 6 días de cárcel". Antes de que el juez pudiera terminar de pronunciar el castigo, el marido de la mujer habló y le pidió al juez si él podía decir algo, el Juez preguntó: "¿De que se trata?" y el marido dijo: "Ella tambien robó una lata de arvejas".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.