Un día no muy común de visita, a la casa de la suegra llegó el yerno, entonces la señora le preguntó: ¿Y tú, qué estás haciendo aquí? Y él le contestó: Es que me peleé con su hija y me mandó al infierno.

Un día no muy común de visita, a la casa de la suegra llegó el yerno, entonces la señora le preguntó: ¿Y tú, qué estás haciendo aquí?  Y él le contestó: Es que me peleé con su hija y me mandó al infierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.