Erase una vez dos muchachos a los que les gustaba mucho jugar baseball, entonces una tarde hablando, se preguntaban si en el cielo existiría un equipo de baseball y se hicieron una promesa: "El primero de nosotros que muera, va a regresar a la tierra para decir si existe o no un equipo de baseball en el cielo". Dos años después, uno de ellos muere y regresa a la tierra como había prometido y le dice a su amigo: Tengo una noticia buena y una mala. Y el amigo dice: ¿Cuál es la buena? A lo que el otro le contesta: Sí, hay un equipo de baseball en el cielo. Y entonces, ¿Cuál es la mala? A lo que el muerto le contestó: ¡Que tú eres el pitcher la próxima semana!

Erase una vez dos muchachos a los que les gustaba mucho jugar baseball, entonces una tarde hablando, se preguntaban si en el cielo existiría un equipo de baseball y se hicieron una promesa: "El primero de nosotros que muera, va a regresar a la tierra para decir si existe o no un equipo de baseball en el cielo".  Dos años después, uno de ellos muere y regresa a la tierra como había prometido y le dice a su amigo: Tengo una noticia buena y una mala.  Y el amigo dice: ¿Cuál es la buena?  A lo que el otro le contesta: Sí, hay un equipo de baseball en el cielo.  Y entonces, ¿Cuál es la mala?  A lo que el muerto le contestó: ¡Que tú eres el pitcher la próxima semana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.