Era una familia en la que el papá era muy tacaño y ya su televisión era muy vieja, y le piden al papá que les compre una televisión nueva y dice el papá: ¿Para qué quieren una nueva, si ésta se ve bien? No papá, ya se desajusta, se oscurece, se le ven rayas. Bueno, vamos a la tienda y si me convencen se las compro. Llegan a la tienda y empiezan a ver las televisiones. Mira papá, esta televisión es a colores y más grande que la que tenemos. En eso se acerca un vendedor y les pregunta: ¿Los puedo servir en algo? Y contesta la familia: Queremos comprar un televisor. Esta televisión es a control remoto, y pregunta el papá: ¿Y eso qué es? Mire señor, ve éste aparatito, sin que usted se tenga que levantar puede subir el volumen, puede cambiar los canales y prende la televisión y empieza a cambiar los canales y el papá se queda impresionado, pero como no quería gastar en una televisión dice: No señor, no compro esta televisión porque es para flojos. Y le pregunta el vendedor y su familia: ¿Cómo para flojos? Sí señor, yo no soy tan flojo como para no decirle a mi familia: Hija cámbiale al 7, vieja pásale al 13 y como yo no quiero que mi familia sea floja, no la compro.

Era una familia en la que el papá era muy tacaño y ya su televisión era muy vieja, y le piden al papá que les compre una televisión nueva y dice el papá: ¿Para qué quieren una nueva, si ésta se ve bien?  No papá, ya se desajusta, se oscurece, se le ven rayas.  Bueno, vamos a la tienda y si me convencen se las compro.  Llegan a la tienda y empiezan a ver las televisiones.  Mira papá, esta televisión es a colores y más grande que la que tenemos. En eso se acerca un vendedor y les pregunta: ¿Los puedo servir en algo?  Y contesta la familia: Queremos comprar un televisor.  Esta televisión es a control remoto, y pregunta el papá: ¿Y eso qué es?  Mire señor, ve éste aparatito, sin que usted se tenga que levantar puede subir el volumen, puede cambiar los canales y prende la televisión y empieza a cambiar los canales y el papá se queda impresionado, pero como no quería gastar en una televisión dice: No señor, no compro esta televisión porque es para flojos.  Y le pregunta el vendedor y su familia: ¿Cómo para flojos?  Sí señor, yo no soy tan flojo como para no decirle a mi familia: Hija cámbiale al 7, vieja pásale al 13 y como yo no quiero que mi familia sea floja, no la compro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.