Una vez a un señor se le muere la suegra y se acerca al periódico local para colocar un anuncio obituario y le dice al encargado: Quiero avisar que mi suegra se murió. Bueno señor, tenemos una promoción, usted publica un mínimo de 5 palabras y sólo le cobramos 1 peso por palabra. Y el señor dice: Yo sólo quiero poner: Domitila murió. Pero señor, eso son sólo 2 palabras y tiene que ser como mínimo 5, vaya y de una vuelta y regrese con las otras palabras. El señor se va y al cabo de un rato regresa y le dice que ya tiene las 5 palabras. ¿Sí? Dígamelas. Murió Domitila. Y el empleado le dice: ¿Y las otras 3? Vendo Toyota Corolla.

Una vez a un señor se le muere la suegra y se acerca al periódico local para colocar un anuncio obituario y le dice al encargado: Quiero avisar que mi suegra se murió. Bueno señor, tenemos una promoción, usted publica un mínimo de 5 palabras y sólo le cobramos 1 peso por palabra. Y el señor dice: Yo sólo quiero poner: Domitila murió. Pero señor, eso son sólo 2 palabras y tiene que ser como mínimo 5, vaya y de una vuelta y regrese con las otras palabras. El señor se va y al cabo de un rato regresa y le dice que ya tiene las 5 palabras. ¿Sí? Dígamelas. Murió Domitila. Y el empleado le dice: ¿Y las otras 3?  Vendo Toyota Corolla.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.