Una mujer de 80 años fue arrestada por un robo en una tienda. Cuando ella fue ante el juez, él le preguntó: ¿Qué robó usted? Ella respondió: Una lata de duraznos. El juez le preguntó a ella él porque las había robado y ella respondió que tenía hambre. El juez entonces le preguntó cuantos duraznos habían en la lata. Ella respondió seis. El juez entonces dijo: "Le daré 6 días de cárcel". Antes de que el juez pudiera terminar de pronunciar el castigo, el marido de la mujer habló y le pidió al juez si él podía decir algo, el Juez preguntó: "¿De que se trata?" y el marido dijo: "Ella tambien robó una lata de arvejas".

Una mujer de 80 años fue arrestada por un robo en una tienda. Cuando ella fue ante el juez, él le preguntó: ¿Qué robó usted? Ella respondió: Una lata de duraznos. El juez le preguntó a ella él porque las había robado y ella respondió que tenía hambre. El juez entonces le preguntó cuantos duraznos habían en la lata. Ella respondió seis. El juez entonces dijo: "Le daré 6 días de cárcel". Antes de que el juez pudiera terminar de pronunciar el castigo, el marido de la mujer habló y le pidió al juez si él podía decir algo, el Juez preguntó: "¿De que se trata?" y el marido dijo: "Ella tambien robó una lata de arvejas".

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.