Un tipo llega a las puertas del cielo, donde lo recibe San Pedro quien, tras consultar un registro que tiene delante, he tells her: Veamos, no has hecho nada especialmente malo en la vida, pero la verdad es que tampoco has hecho nada especialmente bueno. Me temo que una cosa viene a compensar la otra. No se puede decir que hayas hecho nada extraordinario, o sea que no te puedo dejar pasar. But, ¿Y lo de los motoristas? Explícate. Iba conduciendo por una carretera, de noche, cuando vi a un grupo de motoristas dando una paliza a un pobre tipo junto a la carretera. Salí del coche, me acerqué al jefe del grupo y le di en toda la cara. ¡Caramba! Y entonces les dije a todos que soltaran al tipo o se las iban a tener que ver conmigo, así que lo soltaron. Vaya, es estupendo, ¿Y cuándo ocurrió eso? ¡Pues, hace un par de minutos!

Un tipo llega a las puertas del cielo, donde lo recibe San Pedro quien, tras consultar un registro que tiene delante, he tells her: Veamos, no has hecho nada especialmente malo en la vida, pero la verdad es que tampoco has hecho nada especialmente bueno. Me temo que una cosa viene a compensar la otra. No se puede decir que hayas hecho nada extraordinario, o sea que no te puedo dejar pasar. Pero, ¿Y lo de los motoristasExplícate. Iba conduciendo por una carretera, de noche, cuando vi a un grupo de motoristas dando una paliza a un pobre tipo junto a la carretera. Salí del coche, me acerqué al jefe del grupo y le di en toda la cara. ¡CarambaY entonces les dije a todos que soltaran al tipo o se las iban a tener que ver conmigo, así que lo soltaron. Vaya, es estupendo, ¿Y cuándo ocurrió eso¡Pues, hace un par de minutos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.