Llega una viejita a la farmacia y le pregunta al farmacéutico: Joven qué tiene para las canas. A lo que el encargado dice: Un gran respeto señora, un gran respeto.

Llega una viejita a la farmacia y le pregunta al farmacéutico: Joven qué tiene para las canas. A lo que el encargado dice: Un gran respeto señora, un gran respeto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.